El paquete de queso reciclable también proporciona beneficios funcionales

Actualmente se está librando una batalla con respecto al uso o no del plástico así como el mejorar las soluciones del uso del plástico para que sea más amigable con el medio ambiente.

Es una batalla de 2 y hasta 3 vías debido a que el plástica, lo veamos o no, facilita el empaque, trasporte y embalaje de miles de productos.

Sin embargo, también está ocasionando un problema ambiental debido a que en alguno de ellos, sus componentes tardan años en descomponerse.

Por otro lado, el uso desmedido y la falta de conciencia de algunos usuarios al no darles un mayor uso que el de ser desechables o no colocar la basura en los lugares destinados para ellos, empeora aún más el problema.

Resultado de imagen para empaque de queso

Pues bien, todos los involucrados en esta vertiente están ya dando sus pasos de solución: los clientes estamos pidiendo más empaques respetuosos del medio ambiente y las empresas están buscando e implementando soluciones.

Veamos entonces un ejemplo, empresas productoras de queso se comienzan asociar con proveedores de resinas y películas para desarrollar una lámina inferior reciclable para los empaques de queso que puedan reciclarse.

En este caso estamos hablando de una empresa holandesa que representa a una de las cinco lecherías más grandes del mundo, junto a un productor de envases de película para alimentos y un productor de resina y láminas de pet se han unido para crear una solución de envasado única para el queso.

Dos objetivos reunieron a estas empresas: el reemplazar la lámina inferior existente para su empaque de queso con material reciclable pero también más resistente que la estructura laminada de PET amorfo (APET) / polietileno (PE) en uso.

Cuando el problema y petición son planteados, surgen entonces las soluciones.

Es así que se impulsaron dichos requisitos de producción en un material que cumplió y excedió las exigentes especificaciones de su tecnología de forma / llenado / sellado.

A su vez se proporcionó la solución de material de empaque que cumplió con los objetivos de ambos: un pet directo a la lámina proporciona mayor resistencia que el pet laminado con el beneficio adicional de ser 100% reciclable.

Además, aumenta la integridad y el rendimiento del embalaje.

Esta nueva solución combina lo que se estaba solicitando también: una mayor sostenibilidad y rendimiento del producto, incluida alta consistencia, fácil conformado, alto rendimiento de la máquina y buena estética.

De esta forma es como nacen las primeras soluciones de lámina de poliéster de hoja directa en el mundo.

Resultado de imagen para empaque de queso

Con este proceso directo que se inyecta a la lámina se eliminan cinco etapas intensivas en energía del proceso de producción de láminas convencional (granuladora, SSP, compactador, secador y extrusora).

Esta nueva tecnología produce láminas de pet caracterizadas por propiedades ópticas y mecánicas mejoradas, mayor productividad para termoformadores y ventajas medioambientales.

A través de programas de software patentados y tecnología de control de procesos.

Así, las empresas participantes y creadoras de esta nueva fase maximiza la uniformidad del producto de rollo a rollo, brindando una gama de ventajas a la industria del empaque de plástico.