En una fiesta infantil, ¿para quién es la fiesta realmente?

¿Está próximo el cumpleaños de tu hijo y por tus actividades no te da tiempo de organizarte? ¿O tienes un presupuesto limitado? ¿O sencillamente necesitas opciones o ideas para hacer algo diferente?

Bueno, sea cual sea la causa, a veces necesitas de cierta ayuda, ideas o presupuestos que no se salgan de  nuestra cartera.

A veces realizar una fiesta infantil es mucho más sencillo de lo que uno cree.

Te haré la primer pregunta, cuando piensas en hacer la fiesta ¿la piensas para festejar a tu hijo o te proyectas en su fiesta?

Esto es sencillo, a lo que me refiero es que si la fiesta es lo que realmente desea tu hijo, tal y como la planeas, o eres tú o alguien de la familia la que “necesita” hacer la fiesta tal cual.

Por ejemplo, en mi caso, cuando mi primer hijo cumplió su primer año, te imaginarás la algarabía en la casa por este evento, ya que fue el primer nieto en ambas familias.

mesa-doki

Todos querían hacer una enorme fiesta e invitar a cuanta gente se pudiera y un niño a esa edad apenas y se da cuenta de todo este borlote, lo único que quiere es a sus padres y lo más esencial, que es comer, dormir y jugar, y no estar ante tanta gente.

Y en mi caso, me engento con mucha facilidad, por lo que hacer esa fiesta me costó mucho trabajo. Accedí a realizarla, mas acabé echa un guiñapo.

Las fiestas subsecuentes fueron algo similares, aunque ya no tan grandes y ahora que mi hijo está por cumplir sus 8 años le he preguntado ¿qué quiere hacer para su fiesta de cumpleaños?

Su respuesta fue rápida y sencilla: “quiero hacer mi fiesta en la escuela, solo con mis compañeros de clases y que sea algo sencillo”.

¿Te das cuenta de esto?

Creo que a veces se nos olvida para quién es la fiesta y hay que tomarlos en cuenta.

Ahora que si la solicitud fuera algo más allá de nuestro alcance, entonces entramos en nuestro papel de padres para aterrizar al hijo y llevarlo a un terreno que podamos “pagar”, ya que no se trata de quedar endeudados, todos debemos disfrutarlo al máximo ¿no lo crees?

Regresando al tema de mi hijo, entre los dos coordinamos la fiesta y salió genial.

Así que aquí te paso algunos de los tips que seguimos en esta ocasión:

  • Pregúntale al festejado qué es lo que le gustaría hacer para ese día especial. Te puedes llevar una grata respuesta.
  • Si decide una fiesta pequeña con sus amigos, entonces pensar en un menú para ellos es lo ideal. En nuestro caso mi hijo eligió entre un box lunch que hace tiempo había probado y fue la sensación de la clase, ya que todos alcanzaron perfecto, no hubo desperdicios, les gustó al máximo y lo mejor del caso, no me estresé preparando nada.
  • Si se quiere hacer una fiesta o una reunión, quizás seas de las mías, en donde lo que menos deseas es entrar en el frenesí de arreglar tu casa antes y después de la fiesta, por lo que buscar una alternativa fuera de casa es una muy buena idea. Mi hijo eligió su escuela, ya que para él representa un lugar especial y punto de encuentro con sus compañeros.

En fin, puedes estar o no de acuerdo conmigo, pero lo que sí creo que debemos tomar en cuenta es justamente al festejado.

Y a todo esto, ¿qué opinas?